God Save The Queen: un concierto memorable

El pasado 11 de Octubre tuvimos la oportunidad de disfrutar del directo de God Save The Queen en el Palacio de Vistalegre de Madrid; agrupación constituida por Pablo Padín (Vocalista), Francisco Calgaro (guitarrista), Matías Albornoz (Percusionista) y Ezequiel Tibaldo (Bajista)

169120620El grupo God Save The Queen en concierto (©Nafarock)

“Un concierto especial, no sólo por la gran calidad musical, sino también por la capacidad interpretativa e imitativa que tienen los miembros del grupo argentino”

El grupo God Save The Queen comenzó su andadura musical en el año 1998 en la ciudad de Rosario (Argentina). No se trata de una banda al uso, sino de una banda tributo al gran alabado grupo Queen, formada en Londres en el año 1970 por Freddie Mercury, Brian May, John Deacon y Roger Taylor. Su estilo musical cabalga entre el rock progresivo, hard-rock y el heavy metal.

El concierto, con un escenario sencillo que nos recuerda al que nos presentó Queen en su gira de 1979, nos ofreció las obras más importantes y conocidas de Queen. Comenzaron con un We Will Rock You adaptada al momento en el que los músicos salen al escenario, como acostumbraba a hacer Queen. A este tema le siguieron otros como Crazy Little Thing Called Love, Another One Bite The Dust, Fat Bottomed Girls, Kind Of Magic, I Want It All, entre otros.

Uno de los momentos más emotivos y especiales del concierto fue el conocido (y siempre escuchado con los sentimientos a flor de piel) Love Of My Life, con Pablo Padín y Francisco Calgaro, imitando a la perfección todos los movimientos, gestos y manera de hacer música de Freddie Mercury y Brian May, en un escenario íntimo, muy bien iluminado en el que la guitarra acústica era la protagonista.

Todos los presentes en el Palacio de Vistalegre no podíamos ocultar nuestra satisfacción, así como el asombro que nos embriagaba por el gran directo que nos estaban ofreciendo, coreando cada una de las canciones que se interpretaron y siguiendo con entusiasmo los juegos vocales que Pablo Padín, a imitación de lo que solía hacer Freddie Mercury en sus conciertos.

En este ambiente distendido de alegría y emoción, llegó Who Wants To Live Forever, un tema emotivo con una letra profunda. Durante toda la canción, el público permaneció con las linternas de los dispositivos tecnológicos encendidos, creando una atmósfera muy íntima.

“Uno de los momentos más emotivos fue el conocido Love Of My Life, con Pablo Padín y Francisco Calgaro, imitando a la perfección todos los movimientos, gestos y manera de hacer de Freddie Mercury y Brian May”

Por último, no podemos olvidar la gran interpretación de Bohemian Rhapsody y The Show Must Go On, dos obras muy difíciles vocalmente, que ejecutaron a la perfección, además de Somebody To Love, con una ejecución especialmente asombrosa por parte de Pablo Padín. El concierto terminó con Don’t Stop Me Now, con mucha fuerza y energía.

Tras dos horas intensas, en las que se iban sucediendo estos temas y muchos más, God Save The Queen se despedía de un público entregado. El Palacio de Vistalegre apagaba sus luces tras un concierto especial, no sólo por la gran calidad musical que nos regalaron, sino también por la capacidad interpretativa e imitativa que tienen los miembros del grupo argentino, ya que no es fácil convencer a un público fiel, como es el público de Queen, de que se pueden interpretar los temas tan difíciles, no sólo musicalmente sino porque todos tenemos una idea preconcebida de estos temas, con la voz y la música de Freddie y compañía.

Por fin, podemos escuchar la música de Queen en directo, con muy buena calidad musical. Además, no podemos olvidar que este grupo cuenta no solo con el público de Queen, sino también con un público estable que ha visto en ellos una magia que nos acerca a algo que pensábamos nunca más podríamos escuchar en directo.

María Gargallo Vaamonde

Anuncios